Cambio de perspectiva

cambio de perspectiva innovacion“Es una locura hacer lo mismo una y otra vez y esperar resultados diferentes”. Albert Einstein.

¿Recordáis las historia de los cinco hombres ciegos? Cuando somos creativos a menudo nos volvemos ciegos cuando estamos tratando con un problema antiguo porque tratamos de resolverlo entendiendo sólo las partes que podemos ver. La cuestión es cuando caemos en una rutina y empezamos ofrecer la misma solución. Pero, ¿qué sucede, cuando, ya sea por elección o por circunstancia, tenemos que llegar a nuevas soluciones? ¿Qué pasa cuando tenemos que innovar? La propia naturaleza de la innovación implica dar con un nuevo enfoque a un problema pasado.

Para llegar a un nuevo enfoque en un problema antiguo, a menudo necesitamos mirarlo de manera diferente. Si hacemos lo mismo, vamos a obtener los mismos resultados. Si usamos nuestra misma bolsa de trucos, vamos a terminar con el mismo espectáculo de magia. Cuando se requiere una nueva solución, la mejor cosa que podemos hacer es cambiar la perspectiva del problema. Esto podría significar mirar nuevas consecuencias, preguntas diferentes o simplemente perfeccionar lo que se tiene. Una vez que se haya explorado nuevos ángulos de un problema, ya sea de forma visual, funcional o estratégica, puede que aparezca algo nuevo y se active el modo “ON” de la creatividad y la innovación.

Un poco de Neuropsicología

Para responder a la pregunta de cómo una perspectiva diferente conduce a una solución creativa, tenemos que entender un poco la neuropsicología y lo que ocurre en el cerebro cuando nos planteamos un problema. Cuando nos enfrentamos a un rompecabezas, empezamos a resolverlo siguiendo las soluciones habituales que nos parecen evidentes. Primero se involucra el hemisferio izquierdo recordándonos las soluciones probadas y obvias (a veces, estas ideas funcionan). Tan pronto como tu hemisferio izquierdo ha agotado todas las ideas que no funcionan, se siente frustrado y se “golpea contra la pared”. La única manera de salir del atasco es tratar de ver el problema de una manera nueva. Cuando el punto de frustración es total, es el hemisferio derecho el que más se involucra, es la parte del cerebro que soluciona problemas con las imágenes. Una vez que la parte izquierda escapa de la frustración y se asocia a la derecha, se realiza la conexión y todo encaja.

La mayor parte de la fase de investigación y estratégica es simplemente crear estos momentos “Eureka”, que ejecutamos después de la fase conceptual. Recuerda, si haces la misma cosa, por lo general obtendrás los mismos resultados. Por el contrario, si intenta nuevas técnicas, puedes obtener novedades.

Fuente: Smashing Magazine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *