5 hábitos de los profesores innovadores

5 habitos de los profesores innovadoresLos hábitos son patrones inconscientes en la conducta que se adquieren debido a su repetición. ¿Cuáles son los hábitos entre los educadores innovadores? Si bien a veces las condiciones no están dadas para una educación de gran calidad, los profesores con una verdadera vocación suelen trabajar duro desde dentro del sistema para crear un cambio.

1. Mezclan ideas 

Los educadores innovadores son como Warhol y Picasso, roban ideas y conceptos que están fuera de su dominio y encuentran una manera de introducirlas en su trabajo. Cuando se enfrentan a un problema, no les basta ver lo que ha hecho otro profesor o cómo lo ha resuelto otra institución educativa.

2. Buscan la retroalimentación

No les asusta el intercambio a través de la retroalimentación, para ellos, la crítica constructiva es bienvenida. Saben que las ideas pasan de ser buenas a excelentes cuando se comparten con los demás.

3. No temen al fracaso

“Fallar” es normalmente una palabra negativa en el ámbito educativo, pero no para los educadores innovadores. Ellos saben que el fracaso es una parte imprescindible del proceso creativo. Los profesores que son innovadores son lo suficientemente valientes como para probar nuevas ideas dentro y fuera del aula. Se enfrentan a los críticos y se abren paso entre la burocracia sólo para probar sus ideas.

4. Son muy curiosos.

Si se observa a profesor que es innovador teniendo una conversación con un estudiante o un colega, suelen hacer muchas preguntas, ya que están aprendiendo constantemente. Cuando se enfrentan a un problema, no titubean, investigan. Van más allá que un compromiso con el aprendizaje permanente, es una costumbre para ellos estar siempre preguntando el porqué. Además suelen amar a la tecnología: es un nuevo rompecabezas para resolver.

5. Creen en sus alumnos

Ser un agente de cambio en la educación es probablemente uno de los trabajos más difíciles, ingratos y frustrantes que existen. Ser innovador requiere una clase de persistencia y pasión por sus alumnos que es inextinguible. Algunas personas confunden su persistencia por un optimismo ingenuo, pero ellos saben que si siguen empujando los límites van a marcar la diferencia. Es por eso que se levantan por la mañana.

Fuente: Huffintong Post 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *