El campus del futuro

Photo Credit: Design Helm, Los AngelesEn su mejor momento, el aprendizaje es la manifestación de curiosidad. El campus debe ser diseñado para permitir que los estudiantes exploren sus curiosidades mientras desarrollan habilidades que les permitan resolver problemas difíciles después de graduarse.

En vez de las típicas aulas, los campus deben diseñarse más de cerca de un espacio de coworking, o como el Googleplex. ¿Por qué? Los campus deben proporcionar el ambiente que fomente la comunidad y la colaboración, mientras que los estudiantes adquieran conocimientos y experiencia.

Es muy probable que el coworking haya sido ideado para los estudiantes o recién titulados. Se puede verificar fácilmente con sólo mirar el número de estudiantes que trabajan en cafés, bibliotecas y otros lugares de «terceros» que tienen una conexión a Internet.

¿Cómo cerrar la brecha entre lo que el sistema educativo nos enseña y lo que las nuevas generaciones necesitan para tener éxito en el siglo XXI?

Parece que el coworking es una respuesta adecuada a las necesidades de los estudiantes de hoy. Algunas universidades preocupadas por el éxito de sus alumnos, han optado por asociarse con espacios de coworking o por crear los suyos. La Universidad Miguel Hernández cuenta con un espacio de coworking dirigido a empresarios o autónomos en su Parque Científico y Empresarial UMH.

Las comunidades de coworking representan una nueva fuente de conocimiento e innovación, y están más conectadas con el mundo real, algo que suele faltar en las mayorías de las universidades.

Las universidades deben proporcionar mentores que guían a los estudiantes a través de sus planes de estudios. También deben invitar a expertos que fomenten la retroalimentación y nuevos conocimientos que complementen las clases. La UMH organiza una cantidad de eventos interesantes y abiertos a toda la comunidad universitaria y externa. Para seguir mejor su agenda, visitad las noticias de Comunicación UMH.

El objetivo de cualquier institución es crear una red mucho más grande y más cercana entre sus campus afiliados. Los beneficios de la innovación y la creatividad generada en las comunidades de coworking se pueden transferir a las universidades. La segunda fase de la revolución en la educación está en el horizonte, tenemos todas las piezas, que sólo hay que poner en el orden correcto.

Fuente: moocs.com y Deskmag.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *