Aprendizaje invisible: hacia una nueva ecología de la educación

Photo credit: Merrill College of Journalism Press Releases via Visual HuntEl aprendizaje invisible valora el impacto de los avances tecnológicos y las transformaciones en la educación formal. “Cuestiona la incorporación de la letra e- como fórmula mágica para postular una falsa innovación. Además, muestra con énfasis la insuficiencia de la integración de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en el aula como mecanismo exclusivo de una adaptación digital”, anota Hugo Pardo Kuklinski, coordinador editorial de Col·lecció Transmedia XXI.

Los autores del término, Cristóbal Cobo y John W. Moravec, lo proponen como una metateoría capaz de integrar diferentes ideas y perspectivas. Aprendizaje invisible: hacia una nueva ecología de la educación, publicado en 2011, se presenta como “protoparadigma en fase beta y plena etapa de construcción”. Partiendo de que el aprendizaje se prolonga toda la vida y puede ocurrir en cualquier momento o lugar,

 ¿qué lo hace invisible -o qué no?

  1. Arquetipo conceptual sociotecnológico: Esta perspectiva desencadena reflexiones sobre cómo conseguir una educación de mayor pertinencia, capaz de reducir la brecha entre aquello que se enseña desde la educación formal y lo que demanda el mundo del trabajo; por lo tanto, incentiva estrategias orientadas a combinar el aprendizaje formal con el no-formal e informal.

  2. Busca nuevas formas de aprendizaje: Concibe continuas dosis de creatividad, innovación, trabajo colaborativo y distribuido, laboratorios de experimentación así como nuevas formas de traducción del conocimiento.
  3. El aprendizaje invisible se adapta a la especificidad y la diversidad de cada contexto: Mientras que en algunos contextos servirá como complemento de la educación tradicional, en otros espacios podrá usarse como una invitación a explorar nuevas formas de aprendizaje. Muchos enfoques de la educación procuran una aproximación de arriba hacia abajo (el control del gobierno, la fiscalización de los procesos educativos, los planteamientos políticos, etc.); en cambio, Aprendizaje invisible propone una revolución de las ideas desde abajo hacia arriba (“hágalo usted mismo”, “contenidos generados por el usuario”, “aprendizaje basado en problemas”, “aprendizaje permanente”).
  4. Sugiere nuevas aplicaciones de las TIC para el aprendizaje: Esta propuesta incluye un amplio marco de competencias, conocimientos y destrezas que, según el contexto, podrá adoptarse para incrementar los niveles de empleabilidad, para impulsar la formación de “agentes del conocimiento” o para ampliar las dimensiones del aprendizaje tradicional.

Una respuesta a necesidades educativas actuales

El impacto de las TIC en la educación y en la formación todavía no ha sido tan significativo como se esperaba -a pesar del amplio apoyo político y social que han tenido-. Aunque las TIC tienen el potencial para desarrollar un proceso continuo de aprendizaje, esto aún no se ha alcanzado” (European Commission, 2008, p. 4).

¿A qué aspira el aprendizaje invisible?

Aprendizaje invisible gira alrededor de tres ejes: (1) Compartir experiencias y perspectivas innovadoras, orientadas a repensar estrategias para aprender y desaprender continuamente. (2) Promover el pensamiento crítico frente al papel de la educación formal, informal y no formal en todos los niveles educativos; (3) y, finalmente, contribuir a la creación de un proceso de aprendizaje sostenible (y permanente), innovando y diseñando nuevas culturas para una sociedad global.

FUENTE: http://www.aprendizajeinvisible.com/es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *