Las TIC elevan al usuario de observador a actor

siatdi3El imparable avance tecnológico cambia el día a día de las personas -esto no es ninguna novedad, no hay más que ver cómo leíamos el diario hace diez años y cómo leemos las noticias actualmente-. Las Redes Sociales han influido en la manera de recibir y enviar mensajes, fusionándose, en muchos casos, la información, el entretenimiento y la enseñanza. Además del software, las llamadas Tecnologías de la Información (TIC) también engloban a aquellos dispositivos que utilizamos para manipular y transmitir los datos: Se han multiplicado las maneras de acceder a ellos, de manera que es posible informarse en cualquier momento y lugar gracias a los smartphone, por ejemplo.

Narrativas digitales en Periodismo

“La tecnología va por delante de nuestras necesidades y genera necesidades nuevas”, considera Miriam Hernanz, responsable del Lab de RTVE, en Open Words. ¿Por qué conceptos como “webdoc” o “gamificación” irrumpen entre géneros tradicionales como la noticia, el reportaje o la crónica? En el contexto periodístico, nacen nuevas narrativas para transmitir historias: “no es que los medios estemos constantemente empujando al avance, es la tecnología las que nos obliga a nosotros a adaptarnos al uso que nos está exigiendo el usuario”, aclara Hernanz.

Los usuarios de las TIC se amoldan con interés a las novedades que surgen periódicamente, lo que produce un cambio en el hábito de consumir información: “Desde que las Redes Sociales están permitiendo el streaming en directo, ¿cómo yo, contador de historias, no voy a exprimir al máximo esa posibilidad que permiten Snapchat, Instagram, Twitter o Periscope?”, expresa la responsable de RTVE Lab. Es el deber del Periodismo y la Educación estar donde esté la ciudadanía y hacer un uso responsable de la tecnología para que, “a través de nuevas herramientas, se transmitan temas tradicionales”, cita la periodista refiriéndose a la Innovación.

Ser usuario/a te convierte en protagonista

Las narrativas digitales elevan al usuario de observador a actor, Miriam Hernanz explica: “Hasta ahora, lo máximo que le pedíamos es que nos escuchara, que abriera sus oídos y que estuviera abierto de mente para entender nuestra historia. Ahora nuestra exigencia es mucho mayor: le pedimos que interactúe, que participe, que cambie, que transforme la historia que le estamos contando porque él es parte de ella”.

¿Las TIC convierten al alumnado en protagonista del sistema educativo?

En las clases magistrales el protagonista es el profesor y el alumnado es un actor pasivo con la única responsabilidad de absorber el conocimiento para luego volcarlo en una hoja. Sin embargo, la tecnología llegó a la Educación sin avisar y poco a poco ha rescatado el sistema que sitúa al aprendiz en primer plano: (re)nace la inquietud de elevar el rol del escuchante a participante.

No obstante, la idea de situar al alumno o alumna como personaje principal en la formación no es nueva. En la educación temprana, el padre y la madre están formando (además de educando) a sus hijos e hijas cuando explican las bondades y nutrientes de la verdura tras la archi repetida pregunta: “¿Por qué me tengo que comer la ensalada?”. También les enseñan cuando tratan de saciar la inquietud de esas criaturas que no entienden dónde estaban antes de nacer o cómo se hacen los bebés.

Los padres son los primeros maestros. Es sabio por parte de ellos aprovechar las preguntas de sus hijos para profundizar en los temas que les interesan en ese momento. Por ejemplo: Si se preguntan dónde está China, ¿qué esperan para sacar el mapamundi y ver la cantidad de países que hay en el planeta? O si el niño está resfriado, ¿por qué no ver Érase una vez el cuerpo humano para entender el funcionamiento del sistema inmunológico? -esto tan solo son ejemplos donde el alumno se sitúa en el centro del aprendizaje, marcando el ritmo y saciando su curiosidad. Lejos de ser algo forzado, el estudio se convierte en atractivo y natural.

Conclusión

La tecnología puede ser un elemento alienante o un elemento conciliador. Tal y como explica Miriam Hernanz, bien aplicada, la tecnología estrecha la relación entre las creadores de contenido y los usuarios. Del mismo modo, las TIC en Educación son eficaces cuando convierten al aprendiz en parte del aprendizaje. Decorar una clase magistral con proyecciones audiovisuales no genera experiencias. Tecnología en el aula: ¿Sí o no? Pues depende del uso que se le dé.

Un ejemplo del uso de la tecnología en clase basada en la experiencia del alumnado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *